Técnica propia de la fisioterapia para el tratamiento de las algias mecánicas del aparato locomotor que mediante unos ganchos aplicados sobre la piel se trata de dar movilidad, eliminando las adherencias y fibrosis entre los músculos, tendones, ligamentos y las envolturas que los cubren.