Técnica de masaje terapéutico en la que se realizan una serie de maniobras manuales muy suaves con el fin de drenar o desplazar la linfa, que se haya estancada por cualquier causa, a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Indicado en edemas, trastornos de la circulación de retorno, linfedemas primarios, secundarios a cirugías.